Nacido el 25 de junio de 1928 en Bruselas, Pedro Culliford, apodado Peyo, entra tras  la Liberación como acuarelista en los estudios CBA dónde esboza sus primeros nomos  para un proyecto de dibujo animado titulado " Un Regalo para un hada". La compañía no tarda en dejar el proyecto al estado de simple boceto, dejando en la calle a sus artistas: Franquin, Morris, Paape y Peyo. Si los tres primeros no tardan en encontrar trabajo en Dupuis, Peyo va a hacer un poco todo durante cinco años para ganarse la vida: dibujar flores sobre pantallas, ilustrar prospectos publicitarios, presentarse en las agencias de publicidad para descolgar pequeños trabajos que le ayudarían a conocer las técnicas de la composición gráfica.
Desbordado por la demanda, Peyo se rodea de colaboradores y abre un estudio de amigos donde aparecen a lo largo de los años a Gos, Walthéry, Derib, Francis, de Gieter, Wasterlain, Blesteau, Benn y  otros. Narrador de una notable eficacia, la imaginación siempre alerta. 
Cada vez más presentes, el Schtroumpfs son trabajo de equipo, guionizado y supervisado de cerca por el Amo en persona que se reserva su fetiche, “Johan”, que se hará desgraciadamente cada vez más raro. A lo largo de los años, el creador se transforma en notable hombre de negocios que desea seguir de cerca los innumerables productos derivados de sus personajes: dibujos animados, figuritas, juegos, utilizaciones publicitarias o promocionales. El Schtroumpfs invaden el planeta y, con la de sus hijos Peyo lo que el artista llama a su PYME (Peyo Mediana Empresa) se divide al final de los años 80 en un estudio de dibujo (Dibujo animado Creación, dirigido por su hijo Thierry) y una sociedad que regula todas las operaciones de " merchandising" (l' IMPS, desarrollada por su hija Véronique).
La muerte de Peyo, el 24 de diciembre de 1992, no parará el desarrollo de sus series. Garantizó el relevo Thierry Culliford, Delporte y Dugomier haciendo guiones con regularidad, creando nuevas  aventuras con tres estrellas de la casa, los dibujantes del estudio (Desorgher, P. Garray, Alain Maury, etc.).
Papa Pitufo
La pitufina