Las ideas negras aparecen por primera vez en la revista Spirou en 1977, como suplemento en “el Trombone Ilustré”, publicación que se presentaba a sí misma como pirata, donde cada dibujante daba rienda suelta a su lápiz e imaginación, sin estar encorsetados por nada, siendo sus dibujos mas críticos y adultos.  En esta revista intervenían dibujantes de la revista Spirou y de otras editoriales. Es en el seno del “trombone” que Franquin decidió crear una nueva serie , serie que por otra parte ya tenía en mente y que decidió dar a luz inspirado en unos trabajos de un antiguo ilustrador del Sartuday Evening Post, esta serie seria realizada a base de siluetas negras (de ahí su nombre). El resultado fue un éxito, ni siquiera Franquin lo imagino así, puesto que el estilo se hacía cada vez más agresivo tanto en el contenido como en el grafismo, bien distinto del encanto y poesía del marsupilami. Técnicamente sustituyo el lápiz y pincel por el rotring, dando ese aspecto de no acabado de esas manchas negras. La experiencia del “trombone” duro poco 30 números escasos Delporte y Franquin decidieron abandonar el proyecto debido a las presiones y censura de la editorial. Franquin hizo 65 páginas que se recopilan en dos álbumes, el tomo aquí publicado recopila los dos volúmenes. Tras esta etapa Franquin nunca volverá a estas ideas nunca más, pero nos deja un increíble legado.

Dioxo